Holtrop S.L.P. blog
Share:

Recientemente se aprobó el Plan General de Inspección 2017 de lucha contra el fraude en los productos agroalimentarios de Catalunya. El plan tiene como uno de sus aspectos principales el velar por el cumplimiento de la normativa a la que se tienen que regir los diferentes productos alimentarios en todas las fases de  la cadena alimentaria, desde la producción hasta la comercialización. Este nuevo plan prevé 112 inspecciones, unas pocas más que en el 2015 y 250 controles exploratorios.

Los últimos datos publicados en Cataluña revelan que en el 2015 de las 107 empresas inspeccionadas 6 eran empresas de productos vitivinícolas, en las que se realizaron 62 controles en diferentes aspectos como pueden ser control del etiquetado, control de grado alcohólico, control de denominaciones de origen, control de registros etc.

En referencia a los controles exploratorios realizados en las diferentes empresas agroalimentarias de 156 totales, 18 se realizaron a empresas de productos vitivinícolas. De un total de 324 comprobaciones de etiquetas 30 se referían al etiquetado de vino, de estas 8 presentaban no conformidades. 

Se debe tener en cuenta que la proporción de las no conformidades no siempre nos refleja la realidad del sector en tema de fraude alimentario, dado que se realiza una selección de los operadores que van a ser inspeccionados en base aquellos que están clasificados como de riesgo medio o alto.

Si durante estas inspecciones y controles se detectan fraudes o irregularidades las medidas cautelares que se toman consisten en la inmovilización de los productos afectados, control de dichos productos, retirada del mercado, suspensión temporal de la actividad y suspensión provisional de la comercialización de productos hasta regularizar la situación de no conformidad.