Holtrop S.L.P. blog
Share:

 

La Sala de Supervisión Regulatoria de la CNMC ha publicado finalmente el informe con los resultados de la liquidación 14/2017. En dicha liquidación se constata que ingresos han sido suficientes para cubrir todos los costes a retribuir con cargo a las liquidaciones. Por ello, y de acuerdo al informe publicado por la CNMC, no ha sido necesario aplicar el coeficiente de cobertura previsto en el artículo 19 de la Ley del Sector Eléctrico.

En la liquidación 14/2017 se refleja un desajuste positivo de ingresos del sistema eléctrico de +117 M€. Esta cifra supera en 107,6 M€ al desajuste esperado para esta liquidación según las previsiones de la Orden ETU/1976/2016 (+9,4 M€) y  supera también en 113,2 M€ al desajuste esperado según las previsiones de la Orden ETU/1282/2017 (+3,8 M€).

Donde si ha sido posible constatar el coeficiente de cobertura es en las facturas que reciben los productores, en las cuales se aprecia que el coeficiente de cobertura alcanza el 100%. Así, se observa que en el año 2017 el 100% de coeficiente de cobertura se ha alcanzado a principios de mayo, mientras que para el año 2016 el mismo no pudo ser alcanzado hasta el 30 de noviembre de 2017, con la liquidación 15/2016.

 

Por su parte, también se ha dado a conocer el coeficiente de cobertura de la liquidación 03/2018: 68.66%. Esta cifra es casi idéntica a la del año anterior.

El siguiente gráfico recoge la evolución del coeficiente de cobertura de las liquidaciones de los años 2014 a 2018.

 

 

 

El coeficiente de cobertura representa la relación entre los costes e ingresos anuales del sistema eléctrico y se actualiza cada mes por la CNMC. Conocer el coeficiente de cobertura es importante, especialmente desde el punto de vista de los flujos de caja de una instalación eléctrica, pues se utiliza como base para determinar que retribución obtendrán los productores de energía renovable con cada liquidación. El coeficiente de cobertura necesariamente acabará siendo del 100%, de forma que cada productor reciba también lo que le corresponde por la energía producida, pero este momento no suele coincidir con el fin del año natural.