Holtrop S.L.P. blog
Share:

La comparecencia del mismo Presidente del Gobierno prevista para hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros ha confirmado lo que en la prensa ya se daba por hecho: que la reforma energética ha encallado.

Efectivamente, el Sr. Rajoy tenía como misión hoy hacer un resumen de la situación económica general, repasar sus causas y justificar así los remedios aplicados, sin dar cuenta de lo que se pueda haber aprobado o no en el Consejo de Ministros. No ha hecho ninguna alusión a la cuestión que nos lleva preocupando desde hace unos meses.

Sólo cuando ha sido preguntado acerca de la previsión existente para anunciar la reforma energética, se ha limitado a decir que se han aprobado tres Reales Decretos este año y que “continuarán la reformas en el futuro próximo” .

En este sentido el periódico Cinco Días recoge hoy en sus páginas que la reforma tal como estaba prevista (introduciendo medidas tributarias para compensar el déficit) no va a aprobarse y que en cambio sería probable que se recortasen las primas, visto el aval del Tribunal Supremo  al Real Decreto 1565/2010 en su sentencia de 12 de abril de 2012, que considera que ni se da retroactividad ni se afecta a la seguridad jurídica. Esto en alusión a explicaciones del ministro Soria sobre el asunto. Por nuestra parte resaltamos que es demagogia aparente del ministro, que está mezclando las cosas de manera malintencionada. Pensar que lo haría por despiste obviamente sería un enorme insulto a su inteligencia. La sentencia de RD1565/2010 no considera que se ha hecho un recorte, por ampliar RDL14/2010 el periodo de prima, deshaciendo parcialmente la limitación en el tiempo de RD1565/2010. Sobre el recorte de RDL14/2010 todavía no hay sentencia. El Supremo en este sentido no ha avalado ningún recorte de primas.

La reforma por tanto no está hundida en absoluto, puesto que el silencio del Sr. Rajoy solo puede interpretarse en la línea en la que él mismo y el ejecutivo en general ya nos tiene acostumbrados: las decisiones se toman con absoluta falta de transparencia, sin saber muy bien quién está detrás y desoyendo el clamor del sector de las energías renovables.

Deseamos que esta vez sea diferente. De momento solamente podemos estar vigilantes, porque según parece este mes el Gobierno no descansará.

Seguiremos informando.