Holtrop S.L.P. blog
Share:

Ayer en el Senado todos los grupos parlamentarios firmaron una propuesta transaccional de modificación de la Ley General de Presupuestos del Estado, en la cual se contempla una partida cada año para “financiar los costes del sistema eléctrico (•••) referidos al fomento de energías renovables”. Se suma la estimación de recaudación anual correspondiente al Estado por los tributos energéticos con el 90% de los ingresos estimados para las subastas de CO2, con un máximo de 450 millones de euros.

 

Como es costumbre en nuestro país, y en particular en el sector eléctrico, se está actuando antes de pensar. Esta iniciativa es inviable hasta que no se haya obtenido autorización de la Comisión Europea. La medida cumple claramente los requisitos para ser una ayuda estatal, y posiblemente, sería capaz de recibir el visto bueno de la Comisión Europea, teniendo en cuenta las diferentes directivas y la jurisprudencia aplicable. Pero el problema no está en esto, el problema está en que artículo 108 del TFUE obliga a los Estados miembros de la UE a notificar sus PLANES de ayudas estatales a la Comisión Europea, PROHIBIÉNDOSE su puesta en marcha antes de obtener dicha autorización. El procedimiento de autorización, como muy pronto, tarda 18 meses.

 

Incluir esta propuesta transaccional de modificación a la Ley General de Presupuestos requiere seguir un procedimiento que, finalmente, resultaría ser en un enorme retraso de la entrada en vigor de este esquema. Si el Gobierno pretende que la nueva tasa eléctrica entre en vigor el uno de enero se verá frustrado en ello, o incurrirá en una infracción grave de derecho comunitario. En este caso la Comisión obligaría a España a recuperar las sumas destinadas a los renovables por este concepto. Esto significaría una quiebra total y de hecho del sector de las renovables en España. Asimismo, de ser esta la pretensión del Gobierno, esto lo tendrá muy difícil, posteriormente, en los litigios resultantes, incluso en los tribunales españoles, porque el hecho será que el Gobierno habrá eliminado el sistema de incentivación, ex Directiva 2009/28/CE, en su totalidad. Habrá hecho una doble trampa, espero que esto no sea su intención.