Holtrop S.L.P. blog
Share:

El efecto transversal del derecho Europeo se da raras veces porque los reguladores y legisladores de los estados miembros de la Unión Europea no suelen "gobernar a parches" tan extremo como está ocurriendo en la actualidad en España. El pasado 16 de mayo publique un artículo en el blog de la Fundación Renovables sobre este tema, titulado "ataque transversal contra el recorte salami". Si la retribución del Régimen Especial fuese una Salami, España está cortando más de la cuenta de este embutido, en lonchas de más o menos grosor. 

Pensando mal diría que esta táctica de recortes, en combinación con los instrumentos legislativos utilizados y en el contexto del engorroso sistema de liquidaciones en el Régimen Especial, tiene como objetivo blindar el recorte que resulta de esta operación en su conjunto. Ya saben lo que se dice en este país sobre el mal pensar. El efecto transversal del derecho Europeo contra arresta esta táctica. Su aplicación en la práctica litigiosa tiene como resultado inevitable que se tiene que evaluar todas esta medidas en su conjunto bajo la lupa del derecho Europeo si tan sólo una de ellas contiene una infracción de reglas Europeas. El derecho Europeo penetra a todos estos recortes a través de uno de ellos, da igual si era el primero o el último. Resulta que por este efecto transversal se apartaría la doctrina nacional sobre la seguridad jurídica y confianza legítima a favor la doctrina Europea en esta materia, entre otras cosas.

El efecto transversal también es interesante en la luz de las discusiones que han habido y que los hay todavía sobre que acto de aplicación, regulación etc. hay que impugnar para defenderse de la manera más eficaz contra los recortes. Dicho de otro modo: cuál es el momento procesal idóneo para actuar? En mi opinión es aconsejable impugnar todo lo que se puede. En primer lugar porque resulta inviable sólo impugnar uno de los recortes incluso sin el efecto transversal de derecho Europeo, ya que la doctrina establecida por el Tribunal Supremo de España obliga a analizarlo todo en su conjunto. En segundo lugar porque con cada nuevo recorte se tendrá que ampliar la defensa. En tercer lugar porque se incrementan las posibilidades de que los tribunales responden al planteamiento obligatorio de las pertinentes cuestiones prejudiciales de derecho Europeo. 

Nosotros hemos adecuado nuestra propuesta económica a estas circunstancias, el precio de nuestro asesoramiento se incrementa con la materia que se tiene que recurrir, porque recurrir más recortes nos causa más trabajo. El precio no se incrementa con la cantidad de actos de aplicación que recurrimos, o con otras entradas procesales que encontramos. Esto no permita desarrollar una estrategia agresiva en la defensa de los intereses de nuestros clientes sin perder de vista el equilibrio económico procesal para el cliente. La propuesta además tiene muy en cuenta la posición del productor pequeño, ya que se calcula por tamaño de instalación sin un umbral mínimo. 

El próximo jueves 6 de junio 2013 tengo el honor de ser ponente en la Conferencia que organiza ANPIER sobre el tema Seguridad Jurídica y Energías Renovables. En esta conferencia profundizaré este tema más.