Holtrop S.L.P. blog

Daniel Pérez Rodriguez

www.holtropslp.com

Share:

Ramón Roca abre la sesión presentando a los cuatro abogados ponentes.

Piet Holtrop comienza resaltando lo pequeña de la letra de la diapositiva en la que se exponen todos los litigios llevados a cabo. Es consciente de que no puede leerse, lo que demuestra el elevado número de medidas merecedoras de recurso. A continuación, Piet resalta que no es lo mismo ganar un arbitraje que ejecutarlo. Tanto los procedimientos nacionales como los arbitrajes pueden ganarse. Ahora bien, los arbitrajes son difíciles de ejecutar por la normativa europea de ayudas de Estado. A la Comisión Europea no le gusta nada que haya arbitrajes internacionales entre europeos. Prueba de ello es el asunto Micula, en el que al favorecer a los extranjeros y no a los nacionales, se podría estar confiriendo una ventaja a esas empresas respecto al resto. Piet concluye resaltando que el destino final, tanto de arbitrajes como de litigios nacionales, es Luxemburgo.

Luis Castro, de Osborne Clarke, quien cree que tanto los litigios nacionales como los internacionales pueden ganarse, pero que él tiene más confianza en los arbitrajes internacionales. Ahora bien, reconoce que tampoco son la panacea, pues el tema se ha complicado con el nuevo invitado, que son las ayudas de estado. La pregunta clave ahora es si el marco retributivo del 661/2007 y 1578/2008 son ayudas de estado compatibles o no. A continuación Luis pasa a explicar los requisitos que tienen que darse para que una medida constituya una ayuda de Estado y recalca que las ayudas de estado de por sí no son malas, simplemente exigen un marco de autorización previa que España se ha saltado, tanto en el anterior como con el actual, éste último habiendo sido notificado ex post. Finalmente, explica el estado del proceso de examen de la normativa española de renovables por parte de la Comisión Europea y comenta que el peor escenario es que el sistema español de apoyo fuera declarado incompatible. 

Carlos Vázquez, de Gómez Acebo, comienza señalando que no le cabe duda de que pueden ganarse los arbitrajes internacionales. Considera que es evidente que el 661 dejaba claro que cualquier cambio normativo debía modificarse de cara al futuro, nunca a instalaciones existentes. También la Comisión Europea ha reconocido la necesidad de un marco estable para las renovables, tecnología intensa en capital. Carlos estima absurda la investigación en el caso Micula y que hay que volver a la simplicidad de las cosas. No se puede evaluar con lentes de 2015 un sistema puesto en marcha en 2007.

David Díez, Watson Farley, no ve tan claro que vayan a ganarse los arbitrajes internacionales y que dependerá mucho de la visión de los hechos que tengan los árbitros, la cual es variable. Además, muchas veces los autos son salomónicos, de café para todos. Hasta el momento no ha habido ningún laudo que haya analizado cambios retributivos a las renovables. El caso de PV Investors referente a los cambios españoles podría ser el primero. Lo que se invoca es que las medidas españolas son equiparables a una expropiación e incumple el artículo 10.1 del Tratado, que obliga a garantizar condiciones estables a los inversores en materia energética. Finalmente, señala que es aberrante que el TJUE siempre sea el garante último de la seguridad jurídica, sobre todo cuando el tratado bilateral ya existía con anterioridad.

Ahora Ramón Roca pregunta por la posición del demandante nacional, y sobre cómo afecta el devenir de los procesos europeos internacionales en la posición de los productores nacionales. Comienza Piet, resaltando cómo ha cambiado la postura de la Sala Tercera del Tribunal Supremo y la conveniencia de europeizar el asunto. Luis considera que en tanto que lo que se ha hecho con la fotovoltaica es una aberración, los productores tienen la razón. La cuestión es cuándo y dónde se la darán. También recuerda que incluso si la ayuda de estado se declarara incompatible, cabría iniciar acciones por responsabilidad patrimonial contra el Estado. David Díez y Carlos Vázquez están en general de acuerdo con lo manifestado por los ponentes anteriores.

Ramón Roca pregunta qué porcentaje de posibilidades de éxito ven en los litigios de las renovables. Piet señala que hay una posibilidad de entre el 80 y el 100% de éxito. A nivel jurídico, por sentido común se tendrá que ganar. Luis también dice que cada día es más optimista en la posibilidad de éxito de la seguridad nacional y coincide con Piet en que el ambiente en el Supremo está cambiando. Carlos, por su parte, en el ámbito nacional lo ve muy complicado. David es muy pesimista con los cambios retroactivos del año 2010, y de los pleitos de la reforma de Soria, ve dos elementos que pueden ganarse. Uno es el criterio de las agrupaciones del artículo 14 y otro es la vulneración de la Ley del Sector Eléctrico por decir que el cómputo de la vida útil se hace teniendo en cuenta toda la vida útil de la instalación, por Real Decreto, contradiciendo una ley y un Real Decreto-Ley.

Desde el público preguntan cuánto se resolverán los procesos abiertos porque considera que lo que provoca inseguridad jurídica es la existencia de tantos procedimientos abiertos. Piet señala que se debe dejar seguir el cauce adecuado de los procedimientos, porque la seguridad jurídica está en juego. Por eso, aunque lo retrase, es mejor pasar por Luxemburgo.