Holtrop S.L.P. blog

Daniel Pérez Rodriguez

www.holtropslp.com

Share:

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital acaba de hacer pública su propuesta de Real Decreto y Orden Ministerial que regulan la subasta renovable que se celebrará en el primer semestre de 2017. Como continuación de estas dos normas, queda pendiente una Resolución del Secretario de Estado de Energía, que determinará los detalles de la subasta, los cuales serán clave en el resultado de la misma, como luego explicaremos.

Vayamos primero con los trazos principales de la subasta. La potencia máxima a adjudicar es de 3.000 MW, ya sea mediante una única o varias subastas que se pudieran celebrar. La subasta está abierta a todas las tecnologías renovables, si bien se distinguen tres categorías: eólica (sin diferenciar entre terrestre y offshore), fotovoltaica (sin diferenciar según si existe o no seguimiento) y resto (biomasa, termosolar, hidráulica…). Para las dos primeras se establece un valor de inversión inicial de 1,2 MM EUR/MW y para el resto de 2 MM EUR/MW. De nuevo, el elemento a subastar es la reducción del porcentaje sobre este valor de inversión inicial, si bien se añade un elemento adicional respecto a anteriores subastas, como es el “sobrecoste” para el sistema de esa retribución. Se establece un número de horas equivalentes de 2.367 horas para la fotovoltaica, 2.800 horas para la eólica y 5.000 horas para el resto.

Y al igual que sucedió con la subasta de enero de 2016, el concepto a subastar es potencia eléctrica en abstracto, sin que haya que proceder a la “identificación de las instalación” hasta 6 meses después de la inscripción en el registro en fase de preasignación. Asimismo, se establece un plazo de 12 meses desde la inscripción en preasignación para presentar el proyecto ejecutivo de la instalación. En otras palabras, a diferencia de la subasta anterior, en que se daban 4 años para concluir las instalaciones, esta subasta sólo será accesible, de facto, para proyectos ya con un cierto grado de desarrollo.

Se establece un aval de 60 EUR/kW a depositar en los 45 días siguientes a la adjudicación en la subasta para obtener la preasignación, a devolver en fases una vez se produzcan diferentes hitos, tales como la identificación de la instalación, la presentación del proyecto ejecutivo y la inscripción en fase de explotación.

También es importante señalar que las normas propuestas fijan una vida útil de 25 años para todas las instalaciones y que establecen la rentabilidad razonable según la rentabilidad de las Obligaciones del Estado a 10 años de los meses abril-junio de 2013 más 300 puntos básicos, lo que arroja un 7,5% de rentabilidad.

Para la Resolución de la Secretaria de Estado quedan pendientes, al menos, tres elementos importantes: (1) El máximo de reducción del valor de la inversión inicial que se puede ofertar (si es que finalmente se fija alguno); (2) las reglas para el desempate en caso de ofertas iguales; (3) el aval a depositar para presentarse a la subasta.

 

Quedamos por tanto a la espera de conocer el texto final de Real Decreto y de Orden una vez que se hayan concluido los trámites necesarios para su aprobación y, sobre todo, de la Resolución que convoque la subasta. En todo caso, estamos a vuestra disposición para comentar las normas propuestas y explorar posibilidades de colaboración.